11/01/2019

Argentina: Reporte Mensual SBS

Esperando continuidad política, ante máximo riesgo 11/01/2019

Argentina: Reporte Mensual SBS

 

Esperando continuidad política, ante máximo riesgo

 

 

 

Leer informe completo

 

 

Macri y Cristina en un mano a mano. Las autoridades siguen avanzando en un programa de estabilización sólo posible por el financiamiento del FMI, con resultados que se mantienen favorables pero profundizan la recesión a pocos meses de las primarias, alimentando las dudas alrededor de la capacidad del Presidente Mauricio Macri de reelegir en este contexto. Pese a la debilidad del oficialismo, el Peronismo tampoco emerge y los movimientos en la arena política siguen apuntando que la elección se decidiría en una batalla final entre Macri y el populismo representado por Cristina Fernández de Kirchner, con fuertes señales que apuntan que Cambiemos retiene su ventaja de cara a la elección. Reconociendo que el escenario político se mantiene muy abierto, remarcamos que la decisión del gobierno de polarizar con su extremo opuesto anticipa un año de fuertes tensiones políticas y significativa volatilidad

La década perdida de crecimiento. Las cifras de actividad del tercer trimestre revelaron bruscas caídas para el consumo y la inversión, en una dinámica que se habría extendido al cuarto trimestre. En la misma línea, el primer semestre de 2019 seguiría mostrando una actividad deprimida, aunque la situación podría mejorar hacia junio ante los efectos de la cosecha gruesa, cierta recuperación de los ingresos reales, una baja de la inflación y las tasas, y algún impulso fiscal. Aunque la recesión haría piso en la primera mitad de 2019, el año volvería a mostrar una caída del PBI y el rebote llegaría demasiado cerca de la elección como para inclinar la balanza en favor del gobierno.

El esfuerzo monetario comienza a dar frutos. Los primeros meses de la nueva política monetaria parecieran estar teniendo los efectos buscados por el BCRA, anclando las variables nominales y frenando el deterioro de las expectativas de inflación. Pese a esto, los efectos de la inestabilidad reciente seguirían pesando y mantendrían a la inflación elevada durante los primeros meses de 2019. A partir del segundo trimestre, comenzarían a verse de forma más contundente los efectos de la extrema dureza monetaria, alimentando una fuerte desinflación de cara a la elección.

Se aleja el déficit cero, presionando sobre la sostenibilidad de la deuda. Los datos fiscales de noviembre confirmaron que el gobierno no habría tenido mayores complicaciones para cumplir con su meta de 2018. No obstante, también revelaron que la dinámica fiscal comienza a enfrentarse con algunos obstáculos importantes que alejarían a Argentina del equilibrio primario en este año, especialmente a medida que la recesión asuma un mayor impacto sobre los ingresos y la desinflación eleve el peso del gasto indexado. Pensando más allá de 2019, los desafíos que enfrentará la política fiscal serán mayúsculos y el gobierno tendrá que encarar un ajuste de casi 4pp del PBI hacia 2021, debiendo impulsar una agenda de reformas fiscales estructurales. Junto con el financiamiento del FMI, el ajuste fiscal alcanzaría para que la deuda neta se mantenga sostenible en el mediano plazo, aunque aún vulnerable ante shocks.

Y las recomendaciones de inversión son... Argentina enfrenta un escenario binomial, donde la continuidad política implicará seguir avanzando en un todavía largo camino de esfuerzo fiscal pero una victoria del populismo podría derivar en una fuerte reversión de políticas. Ciertamente, un escenario de riesgo tan elevado demanda una estrategia de inversión que permita capturar buena parte de los beneficios de un resultado positivo sin perder de vista la protección ante un desenlace que bien podría ser negativo. Para posiciones en dólares, nuestro Franklin Templeton SBS Latam FCI sobresale como vehículo para diversificar riesgo idiosincrático mientras el Franklin Templeton SBS Argentina FI USD FCI permite canalizar las apuestas hacia el tramo largo de Argentina, capturando la fuerte compresión de spreads que podría darse ante un resultado positivo pero complementando esta exposición con la protección de las paridades. Entre los activos en pesos, nuestro escenario base sigue favoreciendo posiciones en CER cortos (A2M2) y Badlar provinciales (PBA25). En relación a las acciones, la reciente compresión de spreads y el renovado optimismo lucen frágiles y aún no dan cuenta de un cambio en los fundamentals, aunque la caída del riesgo soberano revalida nuestra apuesta por compañías con ingresos atados al dólar y bajos niveles de endeudamiento como ALUA, TXAR, CEPU y TGS. No obstante, favorecemos el SBS Acciones Argentina FCI para realizar estas apuestas en una cartera diversificada con un manejo activo de riesgos, permitiendo transitar mejor los períodos de volatilidad.

 

Volver
Powered by Ingematica